Ahora en mARTadero.org (08/02/2012)

El Miedo

Posted:

Fecha: jueves 2, 3, 4 y 5 de agosto
Hora del evento: J-V y Domingo: 20:00. Sábado 19:00. - Costo: 20 Bs. (Jueves 2 la entrada es gratuita)

El Miedo, es la nueva obra de la compañía El Masticadero, escrita y dirigida por Claudia Eid Asbún, que encara emociones humanas que desatan pulsiones animales, como matar a posibles enemigos para sobrevivir.

La obra se desarrolla con tres personajes que se enfrentan en una cloaca, representada por un túnel de malla metálica puesta en perspectiva, en un escenario tradicional o a la "italiana".

Leer más...

NOS VEMOS HABLAR DENTRO DE UN DIBUJO: Exposición colectiva

Posted:

Fecha: sábado 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20 y 21 de agosto
Hora del evento: Inauguración 19:00 - Costo: Entrada al concierto. Ingreso libre desde el 12

En el marco del ZON[A]ndo de este mes, se montará una exposición de arte con artistas amigos de la banda cruceña Charango. La idea es realizar un encuentro íntimo de la comunidad de músicos y dibujantes, en el que algunos podrán dibujar mientras otros tocan música., para de esta manera puedan crear todos al mismo tiempo.

El formato es dibujo en papel. Los participantes son: Maria José Vera, Jimena Bazán, Maria Belén Abella, Pablo Miño y otros.

Leer más...

CONSTRUYENDO CON CULTURA LA COCHABAMBA FUTURA: LOS CENTROS DE LA PERIFERIA.

Posted:

"El principio básico de la naturaleza no sería la "adaptación", sino la "creatividad", como elemento básico de la evolución de un sistema automantenible, autorenovable, autosuficiente y autotrascendente."
Fritjoff Kapra. Los Senderos de la Mente

Por proyecto mARTadero

En Cochabamba existe una red de centros independientes que, desde hace años, llevan adelante valiosas estrategias de continuidad y visiones compartidas y proyectivas. La capacidad de dichos centros de aglutinar artistas y gestores con deseos de aportar al crecimiento del sector mediante creación y formación, así como el énfasis en la articulación local, nacional e internacional, van dando sus frutos mostrando un camino firme en medio de las movedizas arenas políticas en las que generalmente se ven obligados a sostenerse.

El arte contemporáneo, como expresión de nuestro tiempo, de nuestras preocupaciones, de nuestro modo de entender el mundo que nos toca vivir, suele ser centro de las diversas acciones emprendidas. Sin embargo el patrimonio, como nuestra herencia, como base de la que podemos partir, como fruto del esfuerzo de generaciones que aportaron y apostaron al futuro, es también un pilar fundamental de su trabajo de compromiso con la realidad.

En relación a ambos y al desarrollo de una cultura de futuro, dialogante y colaborativa desde una identidad dinámica, desde un sentido de interdependencia, de anticipación consciente, de riqueza creativa, se debería asumir no sólo por parte de estos centros, sino principalmente por el poder público y sus funcionarios, un compromiso responsablemente encarado, como parte de su razón de ser en tanto servidores de todos, aunque, lamentablemente estos últimos, parecen carecer del interés necesario, dado su carácter provisional, falto de visión y frecuentemente inmediatista.

Los recursos disponibles deberían ser, por tanto, enfocados a dicho fin, y no al mantenimiento de anquilosadas estructuras físicas y organizacionales que no logran salir de su parálisis.

Quizás es por ello que cada vez más personas se agrupan en torno a organizaciones del tercer sector, donde sienten que su trabajo puede ser verdaderamente fructífero, sin truncamientos ni injerencias políticas interesadas y ajenas a las necesidades de cada grupo social, sin perderse en grises procedimientos que resten color a la creatividad posible, sin prebendas ni obediencias obligadas a jefes políticos de turno…

Se van generando así nuevas configuraciones de territorios no necesariamente físicos, una suerte de nuevos barrios del tercer sector, donde cada uno pueda elegir dónde y cómo "vivir", dónde y cómo "trabajar", dónde y cómo "construir" sociedad. Espacios abiertos, que apuestan por el porvenir y por la creación, como mejores formas de generar futuro más que por ese culto fetichista, paralizante y lamentoso a pasados reconstruidos en un imaginario siempre manipulado por un poder.

El mundo está hecho de posibilidades, proposiciones, movimientos, conexiones, articulaciones. Y éstas constituyen la vida, desde lo cuántico a lo cósmico, pasando por nuestras existencias que dan sentido a todo a través de su lectura. Debemos por ello concentrar nuestra energía en el proyecto de futuro que hay que crear, en la creación de nuevos modos de ser en el mundo. Modos de anticipación consciente, de cultura abierta a la creación de futuro. Formas de ser, hábitos y maneras de pensar proyectadas hacia nuevas formas de pensar, de generar, de tener, de compartir. Una cultura realmente constructiva, de verdadera creación de un destino personal y colectivo, ya no solo entendida como estilo de vida, ni mucho menos como refinamiento intelectual… Una cultura que no sea una mera respuesta proveniente del pasado, apoyada sólo en modos de ser y pensar heredados, ni centrada en saberes privilegiados: Una Cultura de Vida y Futuro.

Y justamente por esta enorme potencialidad de generar nuevas posibilidades abiertas y esperanzadoras, a veces es difícil entender el abandono que lo público infringe al sector cultural, privándole de medios de formación y conexión, de espacios de proposición y creación. Y es que sólo centrándose en propuestas cuantitativas de difusión y premiación, quedaremos obsoletos en formas y contenidos antes de darnos cuenta, si no lo estamos ya…

Es por ello que en la red 4Cs, -Centros y Espacios Independientes de Cochabamba que van desarrollando estrategias y actividades que aporten progresivamente más a la sociedad en la que se desarrollan- están empeñados en ponerse de acuerdo para trabajar lineamientos clave para una verdadera Cultura de Futuro. Buscan así profundizar el trabajo colaborativo que se venía ya realizando y que se ha profundizado estos últimos catorce años mediante boletines y publicaciones culturales conjuntas como El Guía. Así, y convencidos de que el futuro va siendo ni más ni menos lo que queramos todos que sea, y que se construye en base a la energía conjunta que nos dé nuestra visión proyectiva y el análisis pertinente de nuestro contexto y medios disponibles, van delineando una serie de criterios que configuren su hacer cotidiano, exigiendo además una mejor actuación de lo público, facilitando a) políticas que fomenten la creación a través de fondos concursables, b) el establecimiento de zonas y espacios culturales c) ayudas a la movilidad y al aprendizaje y otros recursos necesarios para el crecimiento del sector.

Se alinean con la increíble capacidad humana de creación, apostando y acompañando las nuevas ideas y a las nuevas generaciones. Con ese fin accesibilizan la tecnología, reflexionan sobre su uso pertinente y como soporte mismo de creación. Impulsan y acompañan la multiplicación de espacios, convocatorias y premios que aviven la creatividad y la buena ejecución de las buenas ideas. Además, intentan socialmente posicionar la necesidad de a) un periodismo cultural formado y responsable, que visibilice las iniciativas b) una responsabilidad social empresarial que contribuya al sector, c) espacios de formación artística de calidad.

Son centros que confían en la INTERDEPENDENCIA como sistema de equilibrio y unión, y de conformación de identidades dinámicas y globales. Y desde ahí, buscan trabajar el BUEN VIVIR mediante el ejercicio de Derechos Humanos como la igualdad, la equidad, la libertad de expresión y la interculturalidad, por ser bases sólidas de convivencia en los nuevos y emergentes esquemas de configuración social. Para ello parten de la riqueza intercultural, del respeto absoluto a la pluralidad y a la diversidad, fomentando y participando en redes que faciliten la unión, la conectividad participativa y el trabajo colaborativo. Trabajan por una CULTURA DE PAZ, sin violencia ni discriminación puntual o estructural, entendiendo la paz como un necesario marco de desarrollo, junto a la necesaria legislación.

Apuestan decididamente por la construcción colectiva, por la movilidad artística y de gestores, por la articulación entre espacios, el intercambio de información, las redes, la conectividad participativa y la accesibilidad digital, apoyando iniciativas que fomenten dichas lógicas y las visibilicen mediante actividades por ello inclusivas, colaborativas, constructoras de desarrollo. Estrategias centradas en el Bien Común y, dentro de sus posibilidades, fomentando el dominio público, el trabajo colaborativo, el ejercicio responsable de la ciudadanía, la opción por la cultura libre y por las lógicas de código abierto.

Todo ello de forma autogestionaria, con esa necesaria corresponsabilidad que autoriza al ejercicio pleno de la libertad, con un progresivo fortalecimiento organizacional que posibilita la sustentabilidad, y con buena gestión y gobernanza interna cada vez más transparente y democrática. Apuestan así por nuevas prácticas institucionales, mecanismos ingeniosos de co-producción, implicación y responsabilidad de los artistas, buscando más la dignidad que la supervivencia del sector.

Fomentando la buena gestión y el emprendedurismo cultural, van posibilitando una mayor participación de los creadores en la generación de riqueza, e impulsan la profesionalización de los artistas a través de la promoción de marcos legislativos sectoriales, para lo que forman parte de redes nacionales (como telArtes) y latinoamericanas (como RIO). Porque todos debemos, superando nuestras limitaciones, darle a la Cultura el rol que debe desempeñar en la mejora de la calidad de vida y –siguiendo a la UNESCO- posicionarla en el eje de las decisiones político-económicas.

Lo común que comparten estos espacios es que son esencialmente activistas, provocando acciones (e interacciones) y poniendo medidas siempre constructivas, y con estrategias intermediadoras –que conecten realidades- e inclusivas –que faciliten la con-ciencia, la con-vivencia, el con-senso- desde enfoques adecuadamente tecno-lógicos.

Así, logran ir llevando adelante Festivales Internacionales de Danza Contemporánea, de Teatro, de Arte Urbano, de Títeres para niños, Fiestas de la Música, Celebraciones de las respectivas fechas nacionales, Estrategias ambientales como Manzanas Verdes, Encuentros de escritores, y más de quinientas actividades anuales sólo en la ciudad de Cochabamba, para el disfrute y crecimiento de sus ciudadanos.


Comenta

CONVOCATORIA: AMPLIADA Convocatoria Guión para Teleserie

Posted:

Plazo: hasta domingo 19 de agosto

CONVOCATORIA AMPLIADA
hasta el domingo 19 de agosto a las 23:59 hrs.

CONVOCATORIA

Guión de teleserie

Con el objetivo de promover la creación artística nacional y el trabajo colaborativo el proyecto mARTadero y π (Pi) Producciones, convocan a guionistas, artistas audiovisuales y colectivos ...


Leer más...


Publicar un comentario

Novedades en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección. Es un servicio de FeedBurner

QuinVídeo

Loading...

Aquí hay más sobre: