Menos Tiempo que Lugar ··· videoartes

El Instituto Cultural Boliviano Alemán y el mARTadero presentan:
Menos Tiempo que Lugar .
Una exposición del Goethe-Institut en el marco del Bicentenario, 2009

Curaduría internacional: Alfons Hug
Curadoría del proyecto boliviano: Cecilia Bayá Botti

···exposición de videoartes···

COCHABAMBA 13 al 27 de marzo mARTadero (c/ 27 de agosto esq. Ollantay)
INAUGURACIÓN: sábado 13 de marzo / 19:30
Mayores informes: 4122323 / 4588778 cultura@icbacbba.org

::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Hay menos tiempo que lugar / no obstante
hay lugares que duran un minuto
y para cierto tiempo no ha lugar.
Mario Benedetti


Un misterioso poema de Mario Benedetti inspira un proyecto que, con recursos contemporáneos, investiga los 200 años de la Independencia de América Latina.

En la exposición que presentamos converge el trabajo de intelectuales y artistas. “Menos tiempo que lugar” indica que tomamos distancia de la tradición que antepone la celebración de efemérides y la conmemoración de fechas notables para más bien acercarnos desde el ahora a los sitios en que tales acontecimientos han tenido lugar y en los que se oye su pulso. De este modo, recuperamos el significado de la Independencia articulando sus ecos locales a través del arte y las ideas contemporáneas.

Menos Tiempo que Lugar: ¿Acaso esto significa que tenemos menos tiempo que espacio, que el tiempo se nos escapa de las manos mientras seguimos buscando un lugar donde establecernos, que al final tenemos dónde permanecer pero el tiempo se nos ha escurrido?

Por último, el poema bien puede hacer referencia al legado de Simón Bolívar, que anduvo sin descanso entre Venezuela, Europa y los países andinos, pero que al final, repudiado por todos, no tuvo ni un lugar fijo ni tiempo suficiente para culminar su obra.

Desde su exilio en Kingston, en septiembre de 1815, es decir sólo pocos años después de la independencia de Venezuela, Simón Bolívar – entonces de treinta y dos años – escribió su legendaria Carta de Jamaicadirigida a un amigo inglés. En éste, su escrito más importante, el prócer de la independencia esboza un grandioso panorama de América que abarca toda la región desde los EE.UU. hasta Argentina y Chile.

El proyecto se puede leer también a partir de las transformaciones dramáticas que América del Sur ha vivido en las últimas décadas. De la noche a la mañana, apacibles ciudades capitales se convirtieron en megaurbes incontrolables y desbordantes, rodeadas de barrios pobres y marginales. Paisajes vírgenes se transformaron en una devastada tierra de nadie. Pero los artistas también incorporarán la inquebrantable vitalidad de la población multiétnica del continente, su espiritualidad y creatividad. Ocuparán puestos de escucha abandonados hace tiempo y registrarán el temblor subterráneo que se anuncia.

Hay lugares que sólo duran un instante –son aquellos momentos singulares que sólo el arte puede captar–, y para ciertos tiempos, dice Mario Benedetti, no hay lugar. Quizá esta paradoja pueda aplicarse al presente, que comprime extremadamente el tiempo pero sin ofrecerle un hogar ideal en ninguna parte. Parece que sólo el arte es capaz de situar el tiempo actual y de ofrecerle refugio.

Nuestra muestra de arte contemporáneo tiene alcance global. De modo que es lógico que nos visiten parientes lejanos y que se invite a participar de esta muestra a artistas de Europa, Asia y África. En el hemisferio occidental ha regido desde antaño la frase de Octavio Paz: “Nosotros, los latinoamericanos estamos condenados a buscar en nuestro propio país el país extranjero y en el extranjero nuestro país.”

Alfons Hug, curador
Publicar un comentario

Novedades en tu eMail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección. Es un servicio de FeedBurner

QuinVídeo

Loading...

Aquí hay más sobre: